Camino de Portugues. Valença do Minho-Porriño

Camino de Santiago 2,009
Introducción
Este año nuevamente he peregrinado hacia la ciudad de las estrellas, pero no ha sido una peregrinación más, ha sido la primera que he salido desde mi casa, mi nueva casa, cuando lean esto mis “hermanos peregrinos” del 2,006 se acordarán que ellos decían que yo estaba peregrinando para dar gracias por haber sido agraciada por un piso de VPPB; cuando en realidad era solamente porque me apetecía, porque me gusta, porque el Camino forma parte de mi, y porque me habían estado buscando un cáncer que afortunadamente nunca encontraron, pero el susto me lo llevé, y desde entonces vivo la vida intensamente, por eso a lo mejor me volví más nerviosa, no lo sé, pero el susto lo recibí.
Ahora tres años después estoy de nuevo en un autobús, esta vez mi destino no será Pamplona, sino Vigo, donde Carlos nos recogerá, pero antes de empezar a resumir los días, voy a contar un poco de la historia del Camino de Santiago y del Camino Portugués concretamente.

Historia del Camino
Nos encontramos en el primer tercio del siglo IX, con la invasión musulmana prácticamente consolidada en la península y los minúsculos reinos cristianos del norte más parapetados en la compleja orografía del terreno que en su capacidad para detener al enemigo. El bando cristiano, fragmentado en minúsculos reinos, no tenía un líder carismático, una figura que ligara energías.
Es en este escenario cuando en el año 813 (algunos autores lo fechan en el 820), bajo el gobierno de Alfonso II el Casto (789-842) en el reino astur y Carlomagno en Occidente, un pastor de la remotísima Galaecia llamado Pelayo cree ver la luz de una estrella señalando un túmulo en el monte Libradón, donde más tarde surgiría Compostela.
Las noticias llegan a Teodomiro, obispo de la diócesis de Iria Flavia, quien ordena desbrozar el monte. Durante los trabajos aparece un arca de mármol. Teodomiro, por revelación divina, anuncia que los restos allí encontrados pertenecen al apóstol Santiago. El mito acaba de nacer.
Poco importa que sea difícil confirmar la presencia de Santiago el Mayor predicando en Hispania o el escaso rigor científico utilizado en la identificación de los restos. La presencia de un cuerpo apostólico colocaba a aquel lugar a la altura de Antioquía, Efeso o la misma Roma y, lo que es mucho más importante, dotaba a la Cristiandad de una figura capaz de unificar la lucha contra el enemigo común.
Teodomiro da cuenta del hallazgo a Alfonso II y éste, tras peregrinar a Santiago, manda edificar sobre el sepulcro una sencilla iglesia de mampostería y barro. Comienzan así a llegar visitantes a la tumba del Apóstol. En el año 844, otro fenómeno sobrenatural daría el definitivo espaldarazo a la figura de Santiago como aglutinador de la Reconquista. Ocurrió el 23 de mayo en las llanuras de Clavijo, a 18 kilómetros de Logroño. El rey Ramiro I de Asturias se enfrenta a las tropas musulmanas de Abderramán II en clara desventaja numérica. Entre el fragor de espadas y lanzas, el apóstol Santiago aparece sobre un corcel blanco repartiendo mandobles a diestro y siniestro sobre la morisca. Los cristianos vencen contra todo pronóstico y el mito jacobeo traspasa definitivamente los Pirineos.
Todo Occidente se vuelve hacia el culto a los restos del Apóstol, haciendo suya la responsabilidad de asegurar el paso hacia Compostela. Aquella corriente que puso en marcha el concepto de Europa tenía una meta: la basílica de Santiago, que crecía a medida que aumentaban las peregrinaciones. Al modesto templo de Alfonso II le sustituye un nuevo edificio, consagrado hacia el 874 bajo el reinado de Alfonso III el Magno, con una nave central de sillería de ocho metros de ancho.
El 11 de agosto de 997 Almanzor arrasa el templo -pero respeta el sepulcro-, su caballo abreva en la fuente de la iglesia y se lleva las campanas para utilizarlas como lámparas en la mezquita de Córdoba.
Los siglos XI y XII son testigos del gran auge de la peregrinación. La frontera con el mundo musulmán se desplaza, aunque quedan bolsas de conflicto en la llanura riojana y algunas zonas de Castilla. Coincide también con la llegada de los monjes de Cluny, grandes impulsores del Camino, que se hacen cargo de monasterios tan importantes como el de San Benito, en Sahagún, o el de San Juan de la Peña, en Huesca.
Los reyes cristianos, conscientes del papel de la peregrinación como vehículo de transmisión económica, rejuvenecen gastadas vías romanas, levantan puentes, fomentan la vida monástica y crean hospitales que serán después el germen de nuevas ciudades, como Logroño o Puente la Reina. El papa Calixto II instituye en 1122 el Año Santo Jacobeo, y su sucesor, Alejandro III dicta durante el año 1179 en Viterbo la bula Regis Aeterna, por la que se otorga indulgencia plenaria a quienes visiten el templo compostelano los años en que el 25 de julio (día de Santiago) coincidiese en domingo. Es la edad de oro de las peregrinaciones hacia Compostela.
La infraestructura viaria del Camino se asentaba sobre una vía de la época romana en la que se introdujeron pequeños cambios que consolidaron la ruta definitiva. Coincidiendo con la época de mayor esplendor de la ruta jacobea, surgieron a lo largo del Camino hospederías y hospitales donde se daba cobijo a los peregrinos. A principios del siglo XII ya estaban fijados los itinerarios principales de la ruta compostelana como demuestra la primera guía del Camino que aparece en 1139 y que está incluida en el libro V del Códice Calixtino. Desde Francia, las principales rutas pasaban por Somport y después por Jaca o bien por Roncesvalles y Pamplona. Las dos rutas se unificaban en Puente la Reina y desde aquí el Camino se dirigía a Estella, Logroño, Nájera y Santo Domingo de la Calzada en tierras riojanas; Burgos, Castrojeriz, Frómista, Carrión, Sahagún, León y Astorga en la Meseta del Duero; Ponferrada y Villafranca en el Bierzo; Cebrero, Portomarín, Triacastela y Palas del Rey en Galicia, para concluir en Santiago de Compostela. Además de estos itinerarios principales, existían otras rutas secundarias que conducían a los peregrinos a diversos lugares de culto.
Hasta el siglo XIII se desarrolló la etapa más brillante del Camino de Santiago, que fue testigo del paso de todo tipo de peregrinos, quienes procedentes de cualquier comarca cristiana de Europa acudían a Santiago movidos por diversos intereses, tanto religiosos como económicos. Los peregrinos utilizaron tres elementos básicos que pronto se convirtieron en sus símbolos distintivos: el zurrón (morral), el bordón o bastón y la calabaza para almacenar vino. Fue también en el siglo XIII cuando se consagró la monumental catedral compostelana. A la ceremonia, que tuvo lugar en abril de 1211, asistió el rey Alfonso IX (1188-1230) bajo cuya soberanía estaba el territorio gallego. También en el siglo XIII, la ruta jacobea se convertirá en una vía de recepción del arte gótico. Gracias a esta ruta se generalizó en tierras hispánicas un arte de carácter internacional, el románico, que se recibió sobre todo en su versión francesa. El románico se materializó brillantemente en lugares como Jaca, Frómista, León y Santiago. De forma paralela, el románico europeo conoció elementos musulmanes que se transmitieron desde la península Ibérica.
A finales del siglo XIV y durante el XV, el Camino comienza a declinar. La peste negra ha diezmado la población europea y los supervivientes andan enfrascados en guerras sin fin. Los caminos no son seguros y los ricos monasterios apenas tienen ahora para atender a los pobres de su entorno. Las ideas también cambian y los gozos materiales sustituyen a los espirituales. En Centro Europa el XVI es el siglo del protestantismo y las guerras de religión. El terror a un ataque de los piratas ingleses comandados por Francis Drake contra la tumba del Apóstol lleva al arzobispo san Clemente en 1588 a esconder el sepulcro. Tan bien lo hizo que estuvo perdido durante 300 años.
El siglo XVIII conoce un pequeño auge de las peregrinaciones, que sin embargo caen en el XIX hasta llegar a convertirse en un hecho anecdótico. El día de Santiago de 1867 no sumaban 40 los peregrinos en Compostela. En 1878, el cardenal Payá y Rico emprende obras de reforma en el altar mayor. La noche del 28 de enero de 1879, tras perforar una bóveda, los trabajadores encuentran una urna con los esqueletos de tres varones. En 1884, el papa León XIII sanciona cuatro años de trabajos científicos con la bula Deus Omnipotens, en la que reconoce que los restos del Apóstol habían sido reencontrados.
La segunda edad dorada de la peregrinación a Santiago tendría que esperar a finales del siglo XX. Motivos religiosos, culturales, artísticos, turísticos y hasta deportivos, muy distintos a los que movieron a los caminantes del medievo, rescatan la Ruta Jacobea del ostracismo y encaminan a miles de peregrinos hacia Santiago de Compostela.


Historia del Camino Portugués
Miles de peregrinos han recorrido esta ruta, ilustres unos como el Rey Don Manuel o la reina santa, Isabel de Portugal, anónimos la mayoría, otros dejándonos testimonio de su viaje como ocurrió con la peregrinación de León de Rosmithal en 1.466 o la del italiano Juan Bautista Confalonieri en 1.594
Si te decides a emprenderlo pasarás por lugares tan sugerentes como el "Ponte das Febres" donde san Telmo enfermó en su peregrinación a Compostela; o puede que te encuentres, cuando desciendas hacia Arcade, con la sombra de Mendiño -el más humilde y genial de los juglares medievales- que va en busca de su amada que lo llama desde la isla de San Simón.
Y también pasarás por el histórico "Ponte de Sampaio", donde el pueblo en armas derrotó al Mariscal Ney durante la Guerra de la Independencia; o puede que al subir la Canicouva escuches el eco de los pasos del ejército de Almanzor que, utilizando esta misma ruta, arrasó Compostela.
El Camino nos llevará al puente sobre el Ulla, en Cesures, donde aguas abajo el Obispo Cresconio tuvo que construir las Torres del Oeste, para frenar los ataques de las naves vikingas
"A furore normanorum, liberanos Domine" gemían con pavor los cristianos ante estas incursiones despiadadas.
Nuestro cuerpo vibrará cuando alcancemos Padrón, punto a donde llegó el cuerpo del Apóstol custodiado por sus discípulos. Y recordaremos a Teodomiro, obispo de Iría, cuando descubrió el sepulcro del Apóstol, allá por el año 813.
Cuando lleguemos a Rúa de Francos, veremos el Castro Lupario, antigua morada de la Reina Lupa, uno de los personajes más llamativos de la leyenda jacobea, que participó activamente en el traslado del cuerpo del Apóstol hacia Santiago, tratando de impedirlo.
Yo particularmente sigo sin creer que el Apóstol pisara un pie en España, ni vivo ni muerto, lo único que sé que la ruta me gustó, me cautivó, tiene una historia increíble, me tiene totalmente enamorada, hasta el punto de pensar pasar en ella las vacaciones, bien como peregrina, bien como hospitalera, volveré al Camino, a mi Camino.
Este blog, es para recordar los felices días vividos en un pequeño rincón de Galicia, donde personas tan lejanas en carácter y lugar de residencia se juntaron y compartieron risas, confidencias, caminatas, lagrimas y sobre todo muchas risas, a tod@s vosotros, va este blog, gracias Carlos, Brenan, Olga, Gema, Charo, Lourdes, Julian, Alfonso, Paco, Yarek, Viola, Rosa y como no Antonio y Mar mis compañeros.
-->
Gracias por haber compartido conmigo la ruta de las estrellas, que el apóstol os proteja.
Buen Camino, Ultreia et Suseya"
Besos
Sábado 12 Septiembre de 2.009
Son las 7 de la mañana y me levanto, para irme a casa de Mar, casi no he dormido, para ser la primera noche que paso en mi casa no ha estado nada mal...
Antonio nos acerca hasta la estación de Mendez-Alvaro, allí nos despediremos hasta Pontevedra.
El auto-res sale con 5 minutos de retraso, tenemos como un come-come en el cuerpo, el mismo que provocará el sueño entre los campos de la vieja Castilla, el autobús arranca y nos ponemos en marcha rumbo a Vigo, al pasar por Guadarrama no lo puedo evitar y empiezo a mirar y veo Siete Picos, La Maliciosa, y Bola del Mundo, hasta la vista me digo mentalmente, mientras mi mente viaja a sus preciosas cimas, lugares emblemáticos para los montañeros madrileños.
Primera parada Tordesillas, porque será que no me sorprende, el auto-res siempre ha parado en el mismo sitio, el viejo bar ha sido sustituido por un moderno hotel, mi mente retrocede más de 25 años, cuando siendo una niña siempre parábamos para que mi padre descansará y se tomará un café, por eso para mí Tordesillas es el pueblo del café, mientras engulló un bocata a toda prisa mi mente sigue en aquellos felices días, donde estar allí significaba estar más cerca de Zamora.
Pero los tiempos cambian, cambian las personas, cambian las circunstancias, las traviesas de la vía de la vida van cambiando de dirección a pasos agigantados.
La segunda parada, la de la decepción, con lo bonito que es La Puebla de Sanabria y hemos ido a parar en el lugar más feo, lo único reseñable una vieja cabina llena de telas de araña.
Después vuelta al autobús y a ver una bonita película llamada El Mito, altamente recomendable para reírte de lo mala que es, y de los fallos que tiene, que tiene algunos fallos de órdago pero bueno, os dejo que la veáis y que la disfrutéis.
En el trayecto reconozco Requejo, por el que discurre el Camino Sanabrés y por que estuve pateando con le grupo de montaña la pasada semana santa, a la vuelta también pasamos por allí pero esta vez en tren.
Llegamos a Vigo, pero antes Mar quiso probar los baños y por poco se nos mata en el autobús, lo siento Mar, pero no lo pude evitar el reírme, si total íbamos 3 personas en el autobús, la gente se fue bajando hasta que nos quedamos una chica de Vigo y nosotras dos, si es que no se os puede sacar de Alcorcón ...
En Vigo nos esperaba Carlos con su hijo Brenan, quien ejerciendo de perfectos anfitriones nos llevaron hasta Portugal y nos enseñaron la ciudad, mientras Brenan nos iba contando chistes que por cierto los voy a ir reproduciendo aquí.
En portugués obrigado significa agradecido, hecho el comentario lo voy a escribir.
"Esto están un gallego y un portugués en una ladera y al portugués se le vuela el sombrero y lo coge el gallego quien gentilmente lo recupera y se lo devuelve, el portugués le dice moito obrigado a lo que el gallego responde Obligado no, lo hice porque quise ", si se que es malo, pero contado tiene más gracia...
Bueno esto es Valença
Monumento a Alfredo de Magalhaes, uno de los pioneros de la Oceonagrafía en Portugal

Pasada la muralla nos adentramos en las callejuelas de esta preciosa villa.

Esto es una fuente, muy original si señor.

El obispo que da nombre al albergue

Podemos pasar, pues para dentro

La casa azul, ya me tiraría cantando la canción de Ducan-Dhu toda la tarde, además es la canción del Ensanche.


Ayuntamiento, aunque aquí se le da otro nombre

Reloj del Ayuntamiento

Plazoleta

Mar, Brenan y Carlos en un descanso, Brenan y Carlos todavía, pero Mar, tu llevabas 8 horas en un autobús jajajajaj

El cañón apuntado a España, lo que se ve es Tuy y el río Miño o Minho, por cierto Carlos nos contó que estuvieron a punto de comprarse en esta preciosa villa una casa, menos mal que se quedaron en España, si es que la tierra... bueno eso y que Carlos como buen funcionario se viene a tomar el café con sus colegas lusos, estos funcionarios!!!!





Viendo estas imágenes recuerdo que fue la primera vez que vimos a una familia, que luego se harían amigos nuestros, Yarek y Viola estaban aquí haciendo fotos con Rosa su bebe...
Mar haciendo el tonto en una cabina jajajajaja

Foto del día 12, aunque parezca de otra época...

Albergue de San Teutonio, Carlos llamó al del Albergue, pero como luego nos contaría Jarek, el del albergue, llego y se fue, por eso no pudimos sellar nuestra credenciales en Valença, credenciales que nos la había conseguido Carlos...

Después nos fuimos a recoger a la mujer de la dulce voz, es decir, nuestra querida Olga, que estaba trabajando, la recogimos y nos fuimos a cenar unos langostinos, no me cansaré de decirlo que buenos que estaban, me puse las botas y unas empanadas que habíamos recogido en una pastelería de Porriño, por cierto las empanadas estaban para chuparse los dedos, lo malo es que el estomago ya estaba lleno.
En la cena además estuvo Nerea la hija mayor de la familia, que al igual que el resto se portó de maravilla con nosotros.
Este fue el que me estuvo haciendo cosquillas todo el rato, Naruto durmiendo.



Juan Francisco y Pacote, os he quitado el sitio pues me fui a sentar en el mismo sitio que vosotros, :P:P
A todo esto, el albariño, sube y de sube de lo lindo, menos mal que el hermano de Olga no le importo llevarnos hasta Portugal para que durmiéramos en el albergue...
Llegamos al albergue el silencio reinaba a su anchas, nos metimos en el saco... buenas noches los peregrinos están durmiendo....

Domingo 13 de Septiembre de 2.009. Valença do Minho-Porriño. 18 kilómetros
Amanece con bruma y yo no me quiero ir de Portugal sin hacer unas cuantas fotos, por ejemplo a este camión de bomberos.

El albergue está situado justo al lado del Parque de Bombeiros Voluntarios do Valença do Minho

Mar y yo dispuestas a emprender la marcha

Este anuncio nos gustó a tod@s

Como a los cinco minutos ya había hambre hicimos parada en este bar a desayunar.

Avenida de Espanha, antiguo consulado español

A Mar le dio por ir haciendo el tonto en todas las cabinas...

Mar en Portugal

Yo en Portugal, por cierto aquí cerca dí un mal paso y un poco más y vuelvo a hacer el Camino con un esguince.

Puente internacional sobre el Minho, obra de Gustav Eiffel

Carlos, Olga, Brenan y yo

Saludar...

Hay bruma...

El puente desde España

Catedral de Tuy, en ella me acordé de encender una vela por el padre de Miriam, por Laura y por mi madre...
Por cierto aquí nos pusieron el primer sello oficial en nuestra credencial...


Fuente de 1.718

Más historia


Buen Camino, sólo nos quedan 9 kilómetros menos...

Carlos no me digas estás cansado, que no me lo creo

Cruceiro

Puente

Brenan y la flecha

Y llegamos a Ponte das Febres, donde según cuenta la leyenda San Telmo enfermó y murió, a nosotros nos sirvió para tomar un alto en el Camino.

Después del almuerzo y del primer encuentro con tres peregrinas, volvimos al Camino

Horreo

Unos cuantos cruceiros

Yo haciendo de las mías, panorámicas no hice ninguna pero macros unas pocas...


Canteras de Porriño, de estas canteras se extrae el granito rosa, que además recibe el nombre del pueblo, rosa de Porriño

La recta del polígono industrial, es una frase, me pareció infumable. Aquí nuestro joven amigo peregrino dijo que no podía seguir y tanto él como la madre se fueron en un taxi, Carlos en cambio nos acompaño hasta practicamente el albergue

Ayuntamiento de Porriño

Sin comentarios

El albergue

y su sello


Hortensia

Después de comer en el bar que Carlos nos había recomendado nos fuimos a echarnos un poco la siesta, la verdad es que nos dio alegría ver al matrimonio polaco, sobre todo por la beba...
Después de la caminata y que nuestros anfitriones comieran con sus familiares nos invitaron a conocer Bayona, como rechazar la invitación
Monumento a Alfonso IX

Muxos??

Puerto de Bayona

Olga, Carlos, Brenan y yo en el Puerto

Parador de Bayona

Replica de La Pinta, primer puerto en que atracó después del descubrimiento de América

Mar y Brenan en el barco

Monumento en Bayona, que recuerda el hecho histórico




Esto es una bonita planta dentro del parador nacional

El parador está tomado por medidas de seguridad, una vez dentro descubrimos porque...




El sol empezaba a caer




Carlos, Olga, Brenan y yo

Carlos, Olga, Mar y yo

Mar, Carlos, Brenan y yo

Me gustó Bayona...

Y no me gustó tener que decir hasta luego a nuestros de Porriño, nos despedidos con una pena increíble en el corazón de nuestros anfitriones, Carlos, Olga, Brenan, Nerea, os adoramos y lo sabéis...
No voy a poner el chiste del papelito porque es muy largo, casi tanto como la recta de Porriño, suerte familia.
Lunes 14 de septiembre de 2.009 Porriño-Redondela. 14 kilómetros
Primer día que vamos nosotras solas y por cierto, será el último, al avanzar en Porriño, una pena nos cubre el alma, decimos adiós a la familia y así huérfanas de su compañía nos aventuramos en cruzar Porriño, hay que tener cuidado pues te puedes despistar en cualquier momento, las flechas están algo confusas, sobre todo en los tramos de carretera, que sinceramente ha sido lo que menos me ha gustado, los gallegos conducen demasiado deprisa y no se apartan si ven peregrinos por el arcén.
Por aquí no pasa el Camino, pero yo me acerque a fotografiarlo, realmente hay que bajar un poco, en la anterior rotonda y girar a mano izquierda

Monumento a unos montañeros

Estos guapisimos, decidieron que querían picarnos, más majos...

Creo que es la iglesia de Santa Marta.

Fuente María Magdalena


Mos

Cruceiro de Mos

Bajamos de los 100 kilómetros


Cristo de la Victoria. 1.733

Gracias a un amigo de Sevilla, la he identificado. Pasionaria. No la había visto nunca, gracias Alemán
Y gracias a Travesia la he podido descubrir, la verdad es que es una flor muy interesante, y voy a contar la historia que pasa eso me gustan tanto las batallitas.

"Es una flor proveniente de Brasil, y los misioneros de ese país vieron en la flor, los signos de la pasión de Cristo: 

-el círculo violeta (la corona de espinas). 
-los tres clavos interiores (3 clavos con que fue crucificado Cristo) 
- 12 petalos exteriores: los 12 apóstoles. 

Comentar que aparte de la belleza de la flor, huele de maravilla... y se utiliza como calmante, tranquilizante ... 

Y otra cosa curiosa: la flor (el capullo) se abre por la mañana y por la noches se cierra y muere... nunca mejor dicho, que la belleza es efímera..." (todo esto es de Travesía)


Me la compraré y así la tendré de recuerdo para siempre...

Y ahora continuamos nuestro Camino hacía Redondela
Una bonita cuesta, lo mejor del Camino sus bosques...

Mar posando con un bonito borriquillo de la raza zamorana, los dueños super majos, nos estuvieron contando su vida, bueno tuvimos que descifrarla porque apenas si se les entendía, pero nosotras poníamos cara de que sí.

Y esta soy yo con el animal, le gustaba los mimos...

Parque de Enxertade, yo ya iba mirando si había algún bar para tomar algo, y ni uno hasta Vilar de Enfestas y lo vi, gracias a unos peregrinos alemanes, que sino ni eso...

Miliario de Vilar-Guizán-Louredo, la XIX, era nuestra ruta...


Unas campanillas

Vilar de Enfesta, por si queda alguna de la autoria de la fuente


Aquí fue donde nos pillaron las madrileñas, después de que nos cebaran en el bar del pueblo, donde muy amablemente le dieron una vara a Mar que no llevaba.
Por cierto el bar no tiene nada que lo identifique, lo adivinamos gracias a otros peregrinos como he comentado arriba
Creo que es la meseta de Chan das Pipas

Las madrileñas

El albergue de Redondela a 1 kilómetro, pero ¿Madrileños o Gallegos?, en Galicia los kilómetros tienen más de mil metros...

Iglesia de Redondela

Nos fuimos al albergue.
El albergue de Redondela no está mal, lo malo son los baños, negros impolutos y fríos como ellos solos.
También sellamos en el albergue


Comimos en el bar que está justamente detrás del albergue por 9 € no comimos mal, lo mejor, el chupito de orujo que nos invitaron unos simpáticos peregrinos de Valencia jajajajaja
Después de comer, a la playa, y como habíamos andado poco, pues toma 5 kilómetros más...

Esta casa me llamó la atención

Esto no tengo ni idea de lo que es...

Muxos

Garza

Este se reía de nosotras por habernos pedido, lo único que vimos un espectáculo de fauna en la ría

Esta casa me llamó la atención

Playa de Redondela

Puente de la Ría


Ayuntamiento de Redondela

El albergue de Redondela, llamada Casa da Torre, en ella unos simpáticos portugueses nos despertaron de la siesta y a la mañana siguiente también, más majos ellos...
Luego trapicheo de chupitos de tostado por parte de los valencianos.

Martes 15 de septiembre 2.009: Redondela-Pontevedra. 21 kilómetros
Las casas, teníamos que haber echo fotos de las mejores casas, porque madre mía que chabolitas...

Paco, esa florecita...

Alfonso

Ría de Vigo y puente de Rande

Paso peligroso, había que cruzar por en medio de la carretera

Momento pic-nic en la fuente

Cruceiro

Vamos por el bosque

Alfonso y yo

Imágenes de la Ría


Pista asfaltada

Flor con bicho

Fuente de Lavandeira

Ponte Sampaio y el río Verdugo




Muxos

Otra vez los reflejos

Julían, Paco, Alfonso, Mar y yo en el Ponte Sampaio, desayunando

Cruceiro da Bellota

Mar y las calabazas

Vamos andando por el bosque otra vez...

Alfonso, Paco, Mar y Julian

El Camino Portugues, tiene grandes tramos de bosques.

En este punto kilométrico dejamos nuestra piedrecita.

Minifundios

Paco, Mar y yo

Julian y Alfonso

Julian cogiendo agua

Florecita, es una variedad de estrellada, cuando pueda la pongo nombre.

Hombre Julian, cuanto tiempo!!

Poco antes de llegar a Pontevedra paramos a desayunar. Sello del bar


Santa Marta de Gandarón

Paco, Mar y yo

Alfonso esperando en el albergue

Nuestro sello pontevedrés

Comimos en el bar el Peregrino, justo en enfrente del albergue, la verdad es que comimos bien, pusimos por fin una lavadora y una secadora con las madrileñas, por cierto una de ellas de Alcorcón, y nos enteramos que uno de los portugueses era cura!!!!, Lourdes y yo todavía estamos afectadas...
Y luego llegó Antonio P, al pobre le mandaron a dormir a un barrio muy alegre, eso por decirlo de alguna manera, acabó durmiendo en el hostal de enfrente del albergue
Nos fuimos a pasear por la ciudad

Santuario de la Virgen Peregrina

Virgen Peregrina

Delegación de Hacienda

Mar y yo con la Peregrina al fondo

En Pontevedra, en las calles principales hay sucursales de los principales bancos, excepto CAM, Pontevedra es una ciudad pequeña, cuya parte vieja se ve en una sola tarde.
Esto es algo curioso

Plaza que hay cerca La Peregrina

Rincones con encanto



Mar

Yo

Antonio

Interior de la Iglesia de San Bartolomé

Valle-Inclan posó con nosotras


Esta no tiene abuela

Albergue de Pontevedra, llegamos con el tiempo justo de irnos al bar a cenar unos ricos productos del mar de la zona...



y el sello del bar

y después a dormir, que nos esperaba otra etapa más

Miércoles 16 de septiembre de 2.009, Pontevedra-Briallos. 18,500 Km
Amanece un nuevo día, hoy seremos uno más caminando pues Antonio P. nos acompañará hasta Santiago.
Alfonso y Mar junto a la letras, Boa??, Cobra???

Ruinas romanas a las afueras de Pontevedra.

Pontevedra, como la mayoría de las ciudades del Camino se hace interminable el atravesarla, en este caso salir de ella
Pasado y Presente


Paco

Julian imitando al muñeco del semaforo

Dicho queda

Hombre mi prima, pobrecita, el cura se pasó siete pueblos al ponerla este nombre...

Pic-nic???

Y llegamos a San Caetano en Alba, donde un pueblo deshabitado tenía este conjunto escultórico


Y volvimos a la zona de vides.

Empezó a llover y tocó estrenar las capas, demasiada suerte estábamos teniendo con el tiempo...
Este es Paco con su picardias, perdón chubasquero jajajajaja, para lo mal pensados fue Julian quien le puso el nombre de picardias

Los jorobados

Parras y horreo

Una cortina muy original

Bosque de Reiris







Y por fin un bar para desayunar en Amaro

Y la sorpresa llegó cuando llegaron Jarek y Jola con la niña, nos la comíamos entera...





El sello del bar

Y volvímos al Camino, a arriesgarnos en que Briallos no hubiera supermercado, la gente decidió tirar hasta Caldas y allí dormir en pensión
Lavandero

Las risas del Camino...

Cuando hice una parte del Camino Francés, me contaron que se solían plantar rosales cerca de las vides o en este caso de las parras, para protegerlas de plagas

Llegamos a Briallos, no sin que antes me adelantara un buen trozo y les dejara atrás del todo al grupo, lo dije lo sentía pero me llamaron para darme una mala noticia...
Bueno el albergue nuevo y estamos en la habitación de chicas, otro que discriminaba, solamente 4 de 18
Sello del albergue

El arroyo que había junto al albergue, comimos en una gasolinera que no estaba muy lejos, y después nos acercamos a la tienda de ultramarinos de la aldea para cenar algo, la verdad es que luego nos pusimos las botas...

Renacuajos...

Caballito del diablo

Sin comentarios jajajaja
Añadir imagen

El albergue

Alfonso con los portugueses, [modo irónico "on"]que suerte tuvimos [modo irónico "off"]

Cenando

Jueves 17 de septiembre de 2.009. Briallos-Padrón. 22,500 km

Hoy abandonamos Briallos para dirigirnos a Padrón la penúltima parada antes de Santiago, ya decía yo que iba demasiado bien, hoy me he intoxicado que divertido, a que sí Paco

Julian cogiendo agua a las afueras de Briallos

Hortensias







"Los gigantes atrapados"

Y mientras íbamos hablando del algún cuervo que Luis otro peregrino habría vuelto por el Camino mientras le hablaba de Froiz, llegamos a Caldas, una villa famosa por sus aguas sulfatadas
Iglesia de Santa María de Caldas

Ayuntamiento

Callejuelas de Caldas


Fuente del agua caliente, está pobre, también aguanto la charla del gran Luis

Paco calentándose las manos

Iglesia de Santo Tomás de Becket

Vuelvo a los reflejos en el agua del arroyo

Paco, Julian, Mar y yo

Fuente con sauce Llorón

Desayunamos en Caldas y por supuesto sellamos

Y vuelta a los bosques

Digitalis, planta cuyas hojas son utilizadas para enfermedades cardíacas, pero también es altamente tóxica, aquí os dejo un enlace para los que quieran saber más de ella.

Esta soy yo

Y este es Paco, que quien por cierto es también montañero

Mi mochila, con don Quijote, y la chapa de PSP

Jarek

Creo que el pueblo se llamaba Cesures, aquí almorzamos, los bocatas tenían una pinta, lo malo es que creo que aquí fue donde Paco y yo nos intoxicamos

Foto de familia

Después de desayunar, vuelta al Camino
Creo que es la iglesia de San Miguel de Valga

Este nos miraba de reojo

Maizales

Bosques del Monte Albor


Frutos del bosque, es curioso, esta misma planta me la encontré en Roncesvallés, pero tengo a mi buen amigo Alemán al quite me ha dado el nombre: Aro, flor de primavera, Llave del año y quien quiera más información aquí dejo el enlace que Alemán me paso.




Paco en la oscuridad del bosque

Una calabaza colgando

Y aquí nos vino el punto débil, pues nos adelantaron, si la familia nos adelantó...
Viola y yo

Pontecesures

Cruceiro de la Iglesia de San Xulian de Requeixo

Paco haciendo de las suyas

Pendientes de la reina

Por fin llegamos a Padrón, he dicho por fin y un jamón, cuando te ponen animo albergue a dos kilómetros!!, recordar, los gallegos siempre mienten en distancias, son como mínimo 6 y cuando llevas encima otros 6 más sufriendo la lluvia, puede ser un autentico infierno
Paco y yo preguntamos que si estaba muy lejos el albergue, y cuando nos dijeron a dos kilómetros, cosa que era mentira porque ya habíamos pasado hace bastante la señal de los dos kilómetros, dijimos que si dos kilómetros gallegos o españoles, la chica nos miró con cara de poker y dijo que gallego, nosotros nos miramos y exclamamos en voz alta, vale nos quedan otros 5 más
Llegamos al albergue, todavía había plazas y yo ya me encontraba mal, es más, ni comí, me pedí una manzanilla que fue la me termino de arreglar el cuerpo.
Sello del albergue

Después de mal dormir la siesta, y de enterarme que Paco estaba igual que yo, me fui con Mar y Antonio a dar una vuelta para comprar algo de cena y de desayunar, además de comprar el Motilium para Paco y para mí.

Por lo menos pude ver algo Padrón, esta es una carbonera

Mar haciendo el tonto con algún monarca, yo le llamaba el Principe de Bekelar...

Una curiosa casa cerca del albergue, cuando digo cerca, es cerca en Madrid y en Valencia, no como en Galicia.

Por cierto el albergue está situado junto al convento del Carmen, cruzando el puente, subiendo una pequeñisima cuesta.
Interior de la iglesia de Santiago de Padrón.

Santiago Matamoros, muy parecido al de la Catedral de Santiago

Sello de la iglesia

Viernes 24 de Septiembre de 2.009. Padrón-Santiago de Compostela. 24,300 km
Esto se acaba es una realidad, parece que estoy escuchando la canción de todo tiene su fin, pero aquí estamos después de haber pasado la noche una noche toledana en Padrón, hemos dormido Paco y yo en la habitación de minusvalidos, que para eso estábamos malitos y teníamos el baño a mano
Nos levantamos y por fin nos hemos hecho foto de grupo, faltaba el matrimonio japo-brasileño con el que hemos ido coincidiendo en los albergues.
Foto de grupo

Como Paco y yo estábamos más débiles, decidimos ir tirando hacía adelante, ya nos pillarían
Paco saliendo del albergue

Iglesia del Carmen, está justo al lado, del albergue

Un carro

Abandonamos la ciudad de Padrón y nos vamos a Iria, lugar donde según cuenta la tradición llego el Apóstol

Paco saludando como podía, a él le atacó con más fuerza que a mí

Me gustan estos horreos

Cruceiro de A escravitude

Aquí ya nos dieron el alcance junto a esta bonita iglesia de A escravitude

Desayunamos y sellamos

Flor empapada por el agua que ha caído

Ya queda menos...

Petirrojo, los dos Carlos (Carlaco y Mandrillo)seguro que se sonreirán si digo que me acordaba de Pablo (Dehesa), cada vez que veía un ave..., bueno don Pablo esto va por usted

Cruces,

Aquí nos encontramos con un hombre que nos dijo que este bosque había parado el Príncipe Felipe, nos señaló hasta en que árbol se había apoyado, y nos recomendó el bar de su esposa, estos gallegos, que vista que tienen para los negocios, la verdad es que pasamos de su bar...

Una sandía

Calabacines.

Un ciervo volador muerto en la mano de Alfonso

Puente de Rua de Francos

Ya se ve la Catedral...

Ya sólo quedan 4,600 para llegar a Santiago, de aquí en adelante, ya no veremos más distancias,

Miriam, este cartel va por ti, Santa Eufemía, también es la patrona de Santa Eufemia del Barco, ayuntamiento al que pertenece mi aldea zamorana
Y después de descansar y charlotear con la gente de la bonita aldea de A Choupana, por cierto que bien se descansa en los lavandeiros.
Desde este punto hasta Santiago, Antonio P. terminó el Camino con una ampolla, Mar y yo nos reíamos porque decíamos que nosotras habíamos caminado más y ni una sola ampolla, yo por si acaso daré gracias, que el año pasado tuve para aburrir.
La entrada a la ciudad me sorprendió, pues entramos por el Parque de la Alameda, uno de los mejores lugares para fotografiar la Catedral
Mar con las dos hermanas. Al fondo Antonio P. echo polvo, pobrete, se portó como un campeón.
Este monumento, está dedicado a dos hermanas costureras, que durante los almuerzos iban a piropear a los muchachos jóvenes durante los recreos.
Aquí mi pequeño secreto, tenía la ilusión de dejar algo de la Virgen del Milagro en la oficina del Peregrino.
La compré durante la última romería, el lugar donde está ubicada su ermita para mí, tiene un color especial, pues me he criado en parte en esa colina, he cogido esparrágos en sus inmediaciones, cardillos, he contemplado la berrea, he visto jabalís, para mí la ermita es un lugar mágico, donde las murallas me recuerdan a viejas batallas entre moros y cristianos, donde cada año los venteños y en general los monteños nos reunimos para honrar a los primitivos moradores, esos que se marcharon para Las Ventas Con Peña Aguilera.

Después de nos dieran nuestro diploma de niñ@s buenos nos fuimos a hacernos las tradicionales fotos junto a la catedral

Mi foto tradicional, tumbada en el suelo la catedral al reves

Aquí estamos los que llegamos.
Luego nos fuimos a tomar algo, detrás de la Catedral y nos despedimos, Alfonso, Paco y Julian tenían el hotel a las afueras, nosotros nos alojamos en la pensión Anosa Casa, en la calle Entremurallas en pleno centro de la ciudad, el sitio muy recomendable...
Vimos un poco la ciudad, nos comimos la hamburguesa de la Cafetería París, la misma de la que arranca el Paríis-Dakar gallego y luego al hostal porque Mar quería ver la película de Harry Potter, debía de estar muy interesante porque me quedé dormida al minuto o cosa así...
Sábado 19 de Septiembre de 2.009. Santiago de Compostela
Al día siguiente lo primero la misa de peregrino de las 12:00 donde nos mencionaron, por cierto nos encontramos con Lourdes, nuestra amiga peregrina
Por cierto recomendación, ir temprano o sino los turistas quitan los sitios de la Catedral y para ver bien el Botafumeiro mejor en las naves laterales

El botafumeiro.
Dentro de la catedral nos encontramos con el italiano que tenía el menisco roto en Pontevedra, y con la pareja de Vigo, que nos recomendaron el Albergue de San Lazaro situado a unos minutos de Santiago, y cuyo autobús sale cerca de la Plaza del Obradoiro, recomendado por Zapatones, ese entrañable peregrino, que a cambio de unas monedas se deja fotografiar...
Dentro de la catedral me llamó Paqui, del tercer Camino, una alegría volver a hablar con ella.
Y lo más fuerte de todo una señora nos pidió permiso para fotografiarnos a los de Vigo y a nosotros tres, dios mio que pintas de ¿Peregrinos? jajajaja
Y después de hacer compras a comer a Casa Manolo, uno de las casas de comidas más famosas de todo Santiago, según nos estuvieron contando este mes de agosto, sólo ha peregrinos dieron de comer a más de 36.000 peregrinos, ufff, a mi me parece una burrada, pero bueno....
Esto es la sopa con almejas, eso era para recuperarme de la gastroenteritis...

Y esto los costillares, como nos cuidan

Nunca me cansaré de fotografiarla, ya van tres veces las que he llegado y aún me sigo emocionando.

La Baraja de Cartas, bueno realmente la iglesia de

Catedral

Después de cenar, como no en Casa Manolo, vuelta por la ciudad, y la oir al tuna nos acercamos, estas somos nosotros con la Catedral al fondo

Domingo 20 de Septiembre de 2.009. Vuelta a casa
Hoy nos volvemos a Madrid, han sido unos días duros, pero muy bonitos, he vuelto a recordar porque soy peregrina y porque al año que viene, aunque sea año santo y todo este lleno volveré a Santiago, volveré a una ciudad que siento como mía, a un lugar donde la vida transcurre plácidamente, donde la humedad te cala los huesos, pero te enamora a cada esquina, una ciudad con una leyenda increíble y fantastica, pero una ciudad que me hechizó hace ya 5 años.
Antes de irnos, pude hacer realidad mi sueño de hacerme la foto con la niña junto a la Catedral de Santiago, esta es la foto del fin del Camino del 2.009.

Se que es cutré pero me río
Ahora cada vez que vea a Hello Kitty me acordaré de la leyenda satánica de Brenan, cuando oiga hablar de Pontevedra, pondré luz y color a sus calles, cuando oiga hablar de Polonia me acordaré de la familia, me reiré cuando algún valenciano hable mal de los catalanes, porque me acordare de algunos, y que decir que mis niñas...
El tren avanzaba a pasos agigantados, pero al pasar por Zamora, más concretamente por Carbajales no pude evitar emocionarme y sacar fotos al embalse del Ricobayo, a mi embalse del Ricobayo...
Ayer durante la misa, vi la manera de dedicar el Camino a mis abuelos, yo ya tengo tres compostelas, y mi única ilusión es ahora recorrerme los Camino y dedicarles a ellos el Camino Sanabrés, el de nosa terra.
Esta es una imagen del Ricobayo, a sólo 13 kilómetros de aquí vive un cachito de alma...



2 comentarios:

Ire and Silence dijo...

Dios, qué maravilla de reportaje gráfico.
Muy currado! Enhorabuena por ese viaje, y esa gran llegada a la Ciudad Soñada (como siempre llamo yo): Santiago de Compostela.

Me ha encantado, de veras.
Guapísimas muchas de las fotos.

Un abrazo, Buen Camino.
Ultreia!

Esla79 dijo...

Gracias por tus comentarios, la verdad es que si, me tiro un poco de tiempo delante del ordenador, pero como todos los que hacemos blogs y queremos que se quede casi todo escrito, más que nada por si alguien luego lo quiere hacer, que tenga la mayor información posible.

Buen Camino, Ultreia et suseya!
Abrazos