Epilogo

-->
Epilogo
Tengo por costumbre despedirme de la gente con la que he compartido el Camino con una carta y este no iba a ser menos, ha sido un Camino muy importante para mí, y quería daros las gracias por haberme permitido compartir estos momentos tan especiales vividos en un trocito de la que llaman la Ruta de las Estrellas
Me he sentido acompañada y querida desde el primer día por mis “hermanos” Jose y Víctor, para mi siempre serán mis chicos de Fuenlabrada, esa ciudad que jamás había pisado y de la cual ahora dicen mis amigos en plan de coña me voy a empadronar, exagerados!!!. Gracias chicos por haberme acogido tan bien, os adoro y lo sabéis.
Gracias a Adela por ser tan dulce conmigo, por se tan buena gente, Adelita, siempre serás mi niña del sur.
Gracias a mis dos ángeles, Alberto e Irene, gracias por cuidarme, gracias por aguantarme, gracias por ser mis amigos.
Ahora estoy aquí frente a un ordenador después de llegar de las fiesta de Fuenlabrada y de haber pasado la noche con mis chicos, la verdad es que se agradece un montón una buena noche de fiesta después de haberme tocado las narices en el trabajo, de los pocos días que lo he hecho en mi vida, lo confieso.
Creo que el alcohol todavía circula por mis venas pero calma, ahora me tomaré un cola-cao, bueno no un nesquik que es lo que desayuno yo jajajaja.
El Camino llego a su fin, atrás se quedaron las piedras con sus historias, los árboles con sus ramas cobijando año tras año a los peregrinos que buscan su abrigo, y sobre todo al cielo que tan bien se comporto con nosotros por regalarnos un tiempo de lujo, como diría un peregrino del 2,008.
El sol seguirá brillando en lo más alto, impartiendo su justicia, las estrellas seguirán guiando a todo el peregrino que se quiera dejar guiar, las piedras seguirán provocando tropezones a los incautos peregrinos, bueno tropezones y esguinces, los árboles seguirán resguardando a quien lo necesite, las fuentes darán de beber al peregrino sediento.
Pero lo que ha cambiado es que ellos hablarán de una bonita historia de amistad de 6 desconocidos un 15 de agosto y de grande amigos de por vida, que bajo el sol compartieron risas, confidencias, y alguna que otra lagrima de dolor.
Las cruces o cruceiros del Camino hablaran de un joven con la camiseta del Tau, que inicialmente se fue con su amigo de la infancia y que acabó con un grupo de gente a la cual pervirtió y convirtió al vicio de beber cervezas. Y cada vez que oiga eres tu John Wayne se dibujará en el una sonrisa recordando viejos tiempos de alegrías en terracitas y bares tan bien situados en el Camino. Por cierto y siendo mala también contara que al principio le llamábamos la muñeca de famosa por su forma de caminar...
Alguien se acordará de que las bajadas son duras y es mejor hacerlas con dos palos, que cuestan, pero que tuvo el valor de enfrentarse a sus demonios y vencerlos, llegando a Santiago con un palo, con su querido amigo el del Tau, bueno no, que en Santiago se puso la camiseta del Fuenlabrada, y con un grupillo de gente que le asaltaron al igual que a su amigo tras la puerta de una Iglesia, con una fracesita del estilo, que peregrino una cervecita...
Los árboles del Camino, recordarán a una luz blanca que se dedicaba a trepar por ellos, que también cerraba un círculo al llegar a Santiago, y que inicialmente fue con una amiga y su pareja, pero termino con un grupo de gente que la adorábamos.
El viento del Camino acunará a los futuros peregrinos con un “se está quemando la serrería” que cantaba cierto peregrino chicharrón adoptado catalán, contará que un día tenía ganas de hablar y se fue a juntar con Money Penny y los madrileños, pero estos nunca confesaran que cuando se perdieron dijeron que sólo faltaba encontrarse con el catalán y bingo se encontraron con el catalán en mismo punto que se habían perdido.
Las mariposas se irán contando la increíble historia de Money Penny, una autentica campeona que llego a Santiago pudiendo eligiendo a quien ella quisiera para caminar pero acabó eligiendo al grupo de los de "las cervecitas".
Y finalmente el sol, símbolo del verano, contará que había alguien que fotografiaba relojes solares debido a que su abuelo adivinaba la hora con solo ver la posición del sol en el cielo, y por la sombra de la iglesia de la aldea donde reposa para siempre los veranos más felices de su ya lejana infancia, y que cierto día le dio por imitar a la bruja Lola
Este a sido un Camino inesperado, no esperaba haber llegado a Santiago, pero no por inesperado ha dejado de ser especial, no puedo decir que haya sido el mejor porque sería despreciar al resto, pero si diré que de verdad en mi corazón si lo ha sido, cerré el círculo, ya puedo decir que he hecho el Camino, soy Peregrina.
Y ahora me voy a tomar una pequeña licencia, con permiso
Cada uno tendrá sus propias dedicatorias del Camino yo tengo varias pero sobre todo va para alguien al cual no conocí, pero cuando esta primavera me dijeron que era igual que él, no cabía en mi de orgullo. Lo gracioso es que me lo dijeron después de oírme soltar una carcajada, la cara que puse debió ser un poema de orgullo.
Es cierto me rió como él, ya me lo habían dicho antes, que si cerraban los ojos por el tono de mi risa y de mi carcajada era como si el nunca se hubiera marchado,siempre con ganas de reír, de hacer bromas, un eterno peter pan...
Demasiado igual para la gente que sí lo conoció, imposible de olvidar para tanta gente que lo quiso y lo sigue extrañando después de sesenta y dos años de su desaparición, a la cual he tenido que aguantar sus caras durante tantos años por el “delito” de parecerme a él.
Una vez me dijeron que tenía dos ángeles que me protegían, hay gente que cree en estas cosas, yo no creo. Pero me gustaría creer para sentirle cerca, me hubiera gustado haberte conocido y haber compartido todas estas experiencias contigo abuelo, el Camino va para ti.
Ojala algún día pueda llegar a la altura del betún de tus botas, todo el mundo lo dice eras un gran persona, pero te fuiste demasiado pronto, muy pronto...
Siempre me lo ha dicho eramos/somos muy iguales, hasta en las aficiones coincidimos, tu eras alfarero y yo colecciono piezas de cerámica.
Espero también, ver a la señora de Ventas para darla la medalla del pueblo, también va por ella, espero verla con vida para darse la.
Los sitios son lugares objetivos, lo que lo hacen especiales son los momentos vividos en ellos, para mi Roncesvalles-Burgos, Burgos-León y León-Santiago tendrán un lugar especial en mi corazón, porque me recordaran tantas anécdotas como en MontesdeOca cuando los franceses nos hicieron la foto bajando corriendo, o en Los Arcos cuando Lucía despertó a toda la habitación menos a Blanca, pobre, acabo ciega porque todos la iluminamos con los frontales.
Pamplona y su fuente de la diputación donde acabaron todos empapados, el Burgo Ranero y su charca, Mansilla de las Mulas y el pastor que se despidió con un hasta siempre, y el río Esla allí omnipresente, mi recordado y amado río Esla, o Carrión de los Condes con las monjas superstar, o el compañerismo cuando el banco me dejó sin dinero durante un fin de semana en medio de Castilla, gracias al banco por desimantar me la tarjeta.
Villarangos será un pueblo donde un amanecer de un 16 de agosto conocí a mis queridos amigos de Fuenlabrada, sería la ley de atracción que juntó allí a tres de la zona sur?? quien lo sabe,
Molinaseca con los estiramientos y el cortafuegos, menos mal que no me escucharon, Foncebadón y el momento bruja lola con Paco Vallejo, Ponferrada en cambio es un sitio triste, no me gustó demasiado, pero el Ocebreiro es un gran sitio :D
Y Santiago, Santiago es la ciudad con la plaza más bonita, esa a la cual entré cogida de la mano de 5 hermanos que conocí en algún lugar del Reino Leones.
Gracias al destino por haberme permitido conoceros, intentaré seguir en contacto, de hecho la carrera del BBVA si todo sale bien os juntaré a peregrinos de dos caminos.
Según la ley de atracción atraemos eso mismo en que más nos enfocamos, puede que sea así, la verdad es que yo este año no planifiqué el Camino, hasta tres días antes no tenía claro que iba a hacer, y luego a comprar el billete deprisa y corriendo para León, tal vez fue el destino quien burlonamente nos juntó un día de agosto del 2,010, sera quien fuere gracias por haberlos puesto en mi Camino.
Por mucho que pase, por mucho que no sepamos los unos de los otros, por mucho que tardemos en vernos, cuando necesitéis algo estoy a un telefonazo.
Sois grandes, muy grandes de verdad, que el destino os regale la mejor versión de la vida, os quiero a tod@s
Besos
P.D. Buen Camino por la vida

2 comentarios:

Pacovallejo dijo...

Vaya! Me ha costado un poco leerlo, porque entre que es un texto bastante largo y que tú lenguaje se me ha vuelto por momentos incomprensible (supongo que por efectos de la noche madrileña), no he terminado de seguirlo todo. Seguramente habría que haber vivido contigo el Camino para entender cada una de tus frases en este epílogo. Pero, en cualquier caso, en él se respira y se vive Camino, me he transportado hasta la bajada al Acebo, o a las calles de León, y a ver las vacas atravesadas en una corredoira gallega. Gracias por transportarme en esta mañana de rutina de un mes de enero.
Un beso, Nieves. Espero que nos encontremos de nuevo este año, y si es por sorpresa, más bonito.

Gavarnie dijo...

Paco, efectivamente era el efecto de la noche madrileña, pero quedó así espontanea como quería.
Reconozco que abuso de la utilización de expresiones acuñadas en los Caminos, espero que me sepas perdonar.
Sólo quería transmitir la sensaciones que viví durante el Camino.
Con paciencia he ido recreando el resto de los Caminos que he realizado, bueno para ser sincera me faltan dos, pero esos no tiene fecha.
Un abrazo y espero verte este año.